5 consejos para organizar tu boda al mejor precio


Confiésalo: llevas planeando tu boda desde mucho antes de comprometerte. Bien sea por las películas, las series o las bodas de los amigos, siempre hemos tenido una idea de cómo nos gustaría que fuera nuestro día especial. Sin embargo, a pesar de que nos gusta fantasear con estas cosas, el drama viene cuando tenemos que enfrentarnos al presupuesto. Pero, ¡no te preocupes! Con estos cinco consejos te ayudaremos a sacarle el máximo partido a cada euro para que tengas la boda de tus sueños al mejor precio

organizar tu boda

  1. Establece tu presupuesto con antelación

Éste es el primero de todos los pasos: fijad vuestro presupuesto y ceñiros a él. Podéis daros un pequeño margen, pero hay que ser realista y conocer cuáles son vuestras posibilidades. Recuerda que una boda maravillosa no depende del dinero invertido, sino de la ilusión, las ganas y tu toque personal. Por eso, éste tiene que ser el recuerdo más maravilloso de vuestras vidas y no una ocasión para hipotecaros y pasar penurias en los años venideros.

  1. Prioriza

Organización: es fundamental que tengas una lista con tus básicos y aquellas cosas en las que deseas invertir una mayor parte del presupuesto. Quizá para ti lo más importante es el vestido, el banquete, el cóctel o una sorpresa increíble para tus invitados. Escribe en un papel todos los posibles gastos, coloca en primer lugar los fundamentales y deja para el final de tu lista aquellas cosas también te gustan pero de las que en un momento determinado, podrías prescindir.

  1. Cuidado con algunos gastos

Es súper común que a estos básicos de nuestra lista les otorguemos la mayor parte del presupuesto, aunque lo cierto es que los fundamentales no tienen por qué ser lo más caro. Por ejemplo, el vestido: existen muchas posibilidades que cumplirán -y hasta superarán- tus expectativas sin arruinarte. Puedes elegir un vestido de otras temporadas, de alguno de los múltiples outlet que existen, recurrir al alquiler, la segunda mano, o reutilizar el vestido de tu madre, hermana o mejor amiga. Eso sí, no olvides añadir al precio del vestido otros gastos como arreglos, modificaciones y complementos como el velo, los zapatos o las joyas.  Algo parecido puede ocurrir con las flores. Elige siempre las que sean de temporada y déjate aconsejar por tu florista. Por muchas ideas que hayas sacado de Pinterest, seguro que hay opciones similares más económicas.

  1. Lee la letra pequeña

Esta es seguramente la parte más fea de organizar tu boda, pero sin duda, es fundamental. Revisa hasta el último detalle de todos los contratos que firmes con tus proveedores. Asegúrate de que todas tus necesidades quedan reflejadas, que se comprometen a cumplir lo establecido, que se te recompensará de alguna forma en caso de incumplimiento, y sobre todo, que el precio final y las tarifas quedan cerrados para que luego no haya sorpresas.

  1. Contrata a un profesional

La primera impresión es que organizarlo todo por nuestra cuenta es la opción más económica. Además, solemos tener la idea preconcebida de que un wedding planner es carísimo y no nos lo podemos permitir. Te sorprenderías si supieras que sus tarifas no son tan elevadas y de que puede ser el dinero mejor invertido por el servicio que te van a dar a cambio. Probablemente a largo plazo, terminarás ahorrando tiempo y dinero. Los profesionales de este sector conocen a los mejores proveedores, servicios, últimas tendencias… Nadie mejor que un especialista del mundo nupcial para saber dónde encontrar lo que necesitas. Por eso, Wedealia puede ser el aliado perfecto para organizar tu boda y eso, no tiene precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *