5 ideas para tener un cóctel de 10


No hay boda que se precie, que no disfrute de un cóctel. Sin embargo, este momento suele estar relegado a un segundo lugar en lo que a importancia se refiere y siempre se habla de la ceremonia o el banquete como los grandes protagonistas de la celebración. Y puede que lo sean pero el cóctel posterior a la celebración y previo a la comida es fundamental. Es la primera toma de contacto entre los invitados, familias y amigos de ambas partes se juntan y en muchos casos se conocen por primera vez, se comparten las primeras impresiones y se hacen los primeros brindis por los novios. Los novios ya están más relajados después de los nervios de la ceremonia y empieza el momento de comenzar a disfrutar sin agobios.

cóctel de boda

Hoy en Wedealia, queremos darte cincos consejos para conseguir que este momento tan especial de vuestra boda sea perfecto.

1. Zona lounge

Es muy importante que el espacio se adecúe a nuestras necesidades. Aunque habitualmente la gente suele estar de pie, moviéndose por la inercia del cóctel y por los continuos saludos y presentaciones; es fundamental que no nos olvidemos de dos elementos: las mesas, que pueden ser altas para dejar las copas o los bolsos si aún se sigue de pie, y sillas o sofás para que las personas mayores o las chicas con tacones, puedan sentarse si lo necesitan.

2. No te pases: calidad antes que cantidad

Recuerda: el cóctel es un pequeño aperitivo previo a la cena. Suele ser un error muy frecuente excedernos con la comida y cuando llega la hora del banquete, nuestros invitados ya están llenos. Ante el exceso, resulta mucho mejor ser algo comedidos en la cantidad pero ofrecer combinados de bebidas originales y tapas creativas que no tomamos habitualmente. Eso sí, del jamón no te olvides.

3. Elemento sorpresa

El momento del cóctel es ideal para incluir algún elemento inesperado que capture la atención de nuestros invitados y los deje sorprendidos. Aquí el abanico de posibilidades es enorme: bandas de música en directo, fuegos artificiales, entrega de algún detalle a los invitados… Se trata de crear un ambiente mágico y a la vez divertido para que todos se encuentren a gusto.

4. Los niños, entretenidos

Por favor, no os olvidéis de los niños. Es cierto que la mayor parte de los invitados son adultos, pero los niños y bebés también merecen tener su espacio y su momento. Si no pensamos en alguna actividad para ellos, el cóctel puede convertirse para ellos en un auténtico rollazo, pues nadie les presta atención. Podemos contratar a una canguro para que se encargue de ellos, o contratar actividades con magos o payasos. También hay castillos hinchables y otros juegos para que se lo pasen pipa durante este rato.

5. No desaparezcas

El cóctel suele ser el momento ideal para que los novios se hagan fotos de pareja o con la familia o amigos más cercanos. Sin embargo, aunque nos ausentemos un rato no podemos desaparecer por completo y no participar del cóctel. Asegúrate de que encuentras un momento para estar con los invitados, al principio o al final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *