Cinco motivos para decir “Sí” a la web de tu boda

Parece que no podemos vivir sin Internet y Redes Sociales, y sin embargo parece que nos olvidamos de ellos cuando de nuestra boda se trata. Las invitaciones de boda en papel siguen siendo la opción más elegida, sin embargo, una página web nos ofrece un montón de posibilidades que son inalcanzables para los formatos clásicos. […]

Parece que no podemos vivir sin Internet y Redes Sociales, y sin embargo parece que nos olvidamos de ellos cuando de nuestra boda se trata. Las invitaciones de boda en papel siguen siendo la opción más elegida, sin embargo, una página web nos ofrece un montón de posibilidades que son inalcanzables para los formatos clásicos. Desde Wedealia, nos parece que estos cinco motivos pueden hacer que te decidas por una página web.

  1. Información

    Tus invitados sabrán la fecha, hora y dirección sin problemas. Además, podrás añadir planos y mapas, incluso enlaces a Google Maps, para que nadie se pierda.

  1. Álbum de fotos y vídeo:

    Puedes compartir imágenes en las que relatéis vuestra historia: fotos de pequeños o adolescentes; o fotos de vuestro noviazgo. Pero una vez que tengáis el trabajo del fotógrafo profesional, también podréis compartirlas en la web. Incluso, podéis dar la opción de que cada invitado suba las suyas; aquéllas que hizo con su cámara o móvil personal.

  1. Lista de bodas

    Es una buena idea para lidiar con el tema “regalos”. A muchos invitados no les gusta recibir una tarjeta con el número de cuenta y prefieren saber a qué va destinado su regalo, pues les gusta imaginar que os sentaréis en su sofá o que cada vez que brindaréis con alguna de sus copas, que los recordaréis.

  1. Mensajes

    Tus invitados podrán estar en comunicación constante contigo. Antes de la celebración podrán asegurar su asistencia, confirmar que utilizarán el bus para desplazarse o informarte de alergias alimentarias. A posteriori, podrán dejarte mensajes de agradecimiento o comentarios sobre la boda, etc.

  1. Invitaciones digitales

    A pesar de que nos hayamos decantado por una web, es posible que no queramos renunciar a cierto tipo de “invitación formal” a la boda. Podemos crear un diseño y publicarlo en nuestra web o enviarlo por correo electrónico, de manera que quien quiera, puede imprimirla. Por otro lado, los vídeos animados son una opción súper original como sustituta a la clásica de papel.

Por supuesto,  podéis diseñar la página a vuestro gusto: no hay dos webs iguales. Son totalmente personalizadas y pueden incluir las secciones y apartados que decidáis, siempre aconsejados por el programador o diseñador web, que es quién más sabe de todo esto. Así, dependiendo de tus preferencias, habrá secciones que sean privadas y a las que sólo los novios tendrán acceso; puede añadirse un marcador de cuenta atrás e incluso decidir durante cuánto tiempo quieres que tu página web esté en activa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *