Cómo organizar una boda y no morir en el intento: cinco claves.

El día que decidimos casarnos es maravilloso, pero no nos paramos a pensar en todo lo que nos espera a continuación: seguramente sea la ocasión de nuestra vida que más tiempo requerirá para prepararla. Podemos planear una celebración muy sencilla o quizá muy completa y llena de detalles; pero sea el tipo de boda que […]

El día que decidimos casarnos es maravilloso, pero no nos paramos a pensar en todo lo que nos espera a continuación: seguramente sea la ocasión de nuestra vida que más tiempo requerirá para prepararla. Podemos planear una celebración muy sencilla o quizá muy completa y llena de detalles; pero sea el tipo de boda que sea, hay cinco claves que no podemos dejar pasar para prepararla con tranquilidad, ilusión y efectividad. Para organizar nuestra boda y no morir en el intento.

  1. ¡Organización!

    Es el momento de ser más organizados que nunca. Podemos tener una agenda física de papel, una carpeta en drive o dropbox o un pendrive con toda la información. Quizá es interesante hacer un documento excell con comparativas de precios o guardar en una caja todas las publicidades que recojamos en ferias o eventos de bodas. Pero ser muy organizados y sistemáticos es clave.

  1. Bye Bye, procrastinación

    No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Escribe rápido a ese fotógrafo que te encantó; pide cita en la tiendas de vestidos de novia y reúnete con tu wedding planner lo antes posible. La pereza puede hacerte perder grandes oportunidades.

  1. Contabilizando: tiempo y dinero

    Uno no se casa cuando quiere sino más bien cuando le dejan: atentos a las esperas en los registros civiles, ayuntamientos; a las partidas de bautismo y nacimiento, que pueden ser problemáticas. Las cosas de palacio, van despacio, y como todo, la burocracia también lleva su tiempo. Por otro lado, sobre el presupuesto, siempre es bueno ser realista acerca de lo que queremos o podemos gastarnos; y es fundamental que recordemos que una boda maravillosa no depende del dinero que invirtamos sino del amor que pongamos en ella.

  1. Dónde y cuándo

    Ocurre casi siempre que tenemos una ilusión particular con una fecha determinada o un lugar específico que sea especial para nosotros: el día en el que se casaron mis padres, mi lugar de veraneo, el pueblo de mis abuelos, la ciudad donde nos conocimos, etc. Si esto es así, tanto fecha como lugar deben ser nuestros puntos de partida. Una vez tengamos esto claro y escogido podemos ponernos manos a la obra.

  1. Y para todo lo demás… ¡Wedealia!

    Este apartado parece muy generalista, pero es que en realidad, lo es. Una vez tengamos fecha para la ceremonia y lugar para la celebración, lo demás viene rodado. Ahora, ya podemos empezar a buscar vestidos, joyerías, fotógrafos, peluqueros y maquilladores, pensar en la lista de invitados, viaje de luna de miel… Pero con la tranquilidad de tener una fecha y un sitio elegidos, todo lo demás nos va a resultar mucho más sencillo y menos estresante. Además, Wedealia va a encargarse de ofrecernos a los mejores profesionales con los mejores precios del mercado, ¡no podría ser más fácil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *