Keep calm and Get Married! Líbrate del estrés y prepara tu boda sin ansiedad

Organizar una boda puede ser lo más maravilloso del mundo, pero también puede convertirse en una pesadilla de estrés y ansiedad. Al principio, porque no sabemos por dónde empezar y al final, porque la fecha se acerca y tenemos la sensación de que aún quedan muchas cosas por cerrar. Una cosa está clara: el agobio […]

Organizar una boda puede ser lo más maravilloso del mundo, pero también puede convertirse en una pesadilla de estrés y ansiedad. Al principio, porque no sabemos por dónde empezar y al final, porque la fecha se acerca y tenemos la sensación de que aún quedan muchas cosas por cerrar. Una cosa está clara: el agobio es nuestro peor enemigo y en determinadas circunstancias puede llevarnos a vivir escenas de ansiedad y estrés. ¿Cómo evitarlas? Desde Wedealia, os ofrecemos algunos consejos.

  1. Que tu boda no se convierta tu mundo

    Desde luego, es muy importante pero no podemos dejar que nuestra vida entera gire en torno a los preparativos; será contraproducente porque pasar demasiado tiempo centrado en algo puede obsesionarnos, provocar ansiedad y causar más perjuicios que beneficios. Ponte límites: un día a la semana o un ratito varios días. De la misma manera que nos aconsejan no estudiar el día antes de un examen importante, es recomendable descansar al menos una semana antes de la boda para prepararnos emocionalmente y llegar tranquilos a nuestro día especial.

  1. Sé positivo

    Recita y repite afirmaciones para motivarte y alejar los pensamientos tóxicos. Lo positivo atrae lo positivo y pensar en el desastre sólo conseguirá provocarlo. Así, debemos fomentar los pensamientos tipo: “estoy dando pasos para sacar adelante esta boda”, “todo va a salir fenomenal” o “mi familia y mis amigos van a disfrutar con nosotros pase lo que pase”. Recuerda, en la vida nada es perfecto pero seremos felices si damos lo mejor de nosotros mismo en cada cosa que hagamos.

  1. Deporte y meditación

    Demostrado científicamente: estas dos sencillas actividades al alcance de todos mejoran increíblemente nuestra calidad de vida. ¿Qué mejor motivación que casarnos para empezar con una nueva vida sana y saludable? Con 30 minutos de deporte moderado al día y 10 minutos de meditación, lograremos grandes cambios.

  1. Come sano

    Cuidado, no estamos hablando de ponernos a dieta ni dejar de comer; pero llevar una dieta saludable, donde comamos de todo pero con moderación, nos ayudará a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos. No es necesario que vayamos al endocrino, sabemos de sobra qué es lo saludable: frutas y verduras en cantidades industriales y un poco de cuidado con las grasas y los azúcares. Pero no nos obsesionemos con la comida: eso sólo nos generará ansiedad.

  1. Inspira, espira

    A pesar de que pongamos todo de nuestra parte, podemos experimentar momentos puntuales de nerviosismo. Debemos intentar tranquilizarnos y respirar. Sí, tan fácil como eso. Detente un segundo, procura dejar la mente en blanco y respira: inspira cinco segundos, aguanta el aire otros cinco y espira durante cinco segundos más. Hazlo todas las veces que lo necesites. Es una medida súper sencilla y muy efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *